LA JIRAFA MÁS ALTA

Las jirafas estaban preocupadas: Carlota no crecía. Y no era porque no comiera. Sus padres le conseguían las mejores hojas de los árboles. Y a ella le gustaban mucho. Pero no era suficiente: Carlota seguía sin crecer. Y además..¡¡no tenía manchas!!.

Carlota estaba muy triste. Así que sus papás decidieron consultar a la jirafa más anciana. Para llegar hasta ella tuvieron que andar mucho, porque la jirafa más anciana se escondía en un bosque lejano, cerca de los hombres. Y era un camino peligroso.

La jirafa más anciana vivía en una cueva. Carlota se quedó impresionada al ver la cantidad de objetos extraños que se acumulaban en el suelo, apilados en forma de inmensas torres.

– Son libros- dijo la jirafa más anciana- También tienen hojas, como los árboles.

Los papás de Carlota jamás habían oído la palabra “libro”. Pero se pusieron muy contentos al ver que funcionaban. Carlota acudía a diario a la cueva de la jirafa más anciana. Se comía las hojas de un par de libros y regresaba tan contenta por el mismo camino sinuoso que le llevaba hasta allí.

la jirafa carlota

Y su cuello comenzó a estirarse. Y entonces creció,  creció y creció como ninguna otra jirafa lo había hecho jamás. Las manchas de su piel tomaron la forma de las letras. Y Carlota se convirtió en la jirafa más alta .. y más sabia de todas.

 (© Fanny Tales 2013. Categoría “Mis primeros cuentos”).

Anuncios

4 pensamientos en “LA JIRAFA MÁS ALTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s